<
 

Volkswagen Scirocco R Santander Cantabria

Volkswagen te presenta la versión más potente de la gama Scirocco que monta el conocido motor 2.0 turbo, pero convenientemente potenciado hasta los 265 caballos, asegurando buenas prestaciones y mucho carácter gracias a la tracción delantera y peso contenido 1.364 kilos...

Autos Pila E Hijos S.L.  
942320199
Albericia (La) 1
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Auto Sport Floranes, 54 - 56  
942372870
Prol. Floranes 54
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Auto Novedad General Davila, 66  
942215316
General Davila - Grupo San Francisco 66
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Automoviles R.Jaen S.C.  
942217654
Tetuan 50
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Audi Avda. De Parayas, 11-13  
942352424
Parayas 
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Alvemaco Rent A Car S.L.  
942342856
Jeronimo Sainz De La Maza 1
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Sanchez Dehesa Javier
942212410
Jose De Escandon 2
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Auto Gomas S.A.  
942220221
Hernan Cortes 25
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Gimnasio Bodyline Cuesta De La Atalaya, 39  
942037638
Sangas 
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Brio Motor S.A. Avda. Parayas, S/N.  
942332234
Parayas 1
Santander, Cantabria

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Volkswagen Scirocco R

Proveído Por:

  • Fotos


  • Por Rodrigo Pareja

    Para poder digerir esta potencia Volkswagen ha incluido en el Scirocco el diferencial electrónico XDS, ya utilizado en otros modelos de la marca. Situado en el eje delantero, optimiza la entrega de potencia y minimiza las pérdidas de tracción. El chasis deportivo y la suspensión enérgica completan la 'planta' del cupé de la marca alemana.

    Para comprobar el excelente potencial del coche Volkswagen organizó una jornada de pruebas en el circuito de Monteblanco, en Huelva. El trazado, con tramos rápidos y otros más ratoneros, nos permitió comprobar el excelente comportamiento dinámico del R. Antes de llegar al circuito también tuvimos la ocasión de conducir el vehículo en carretera, más concretamente en autovía. En este contexto, el excesivo y contundente sonido del motor se hace notar, lo mismo que la rigidez de las suspensiones. Volkswagen ha trabajado a fondo en el escape, algo que se aprecia prácticamente desde el ralentí y se comprueba rodando a alta velocidad, momento en el que el contundente sonido del propulsor se cuela en el habitáculo. Y es que, como era de esperar, el Scirocco R no es un coche diseñado para viajar.

    Conducción a fondo

    Una vez en el circuito de Monteblanco, tras unas breves explicaciones comienza la jornada de pruebas bajo una jornada lluviosa que se traduce en un asfalto mojado, perfecto para comprobar el comportamiento del diferencial electrónico XDS y del ESP. Nada más enfilar las primeras curvas ya comprobamos que hay que tener tacto sobre el pedal de acelerador para controlar la potencia. Aún así, el excelente trabajo de este dispositivo con combinación con el ESP –que no se puede desconectar del todo- permiten un paso por curva ciertamente rápido y seguro, si bien el Scirocco R es bastante más nervioso que su hermano el Golf R, que cuenta con tracción integral. El XDS evita un subviraje excesivo y permite afrontar las curvas con mucha más decisión, a pesar de las complicadas condiciones del circuito.

    Todos estos dispositivos permiten aprovechar el excelente propulsor, potente y muy progresivo gracias a la utilización combinada de compresor y turbo. Los frenos sobredimensionados en esta versión, cumplen, si bien al final de la jornada acusaron el esfuerzo con un tacto de pedal esponjoso que no ofrecía mucha confianza. En definitiva el Scirocco R es un coche rápido, con carácter, que exige al conductor un cierto nivel de pilotaje si se quiere conducir de forma rápida, y lo que es más importante, seguro. Toda una garan...

    Haga click aquí para leer más artículos de Car and Driver