<
 

Volkswagen Polo 1.4 85cv 5p Gijón Asturias

La mecánica ha cambiado poco con respecto a su predecesor, del que hereda un comportamiento muy estable. El interior, aunque no tiene más espacio ni mejores acabados, está mejor insonorizado...

ASTUR WAGENS.A.
985168777
puente roces, s/n
GIJÓN, Asturias
 
ASTUR WAGENS.A.
985523121
parque empresarial principe de asturias c/amanteros parcela l4.1 y l4.2
AVILÉS, Asturias
 
TARTIERE AUTO S.A.
985462002
pol. ind. vega de arriba, s/n
MIERES, Asturias
 
TARTIERE AUTO S.A.
985980270
ctra. general de gijón, s/n
LUGONÉS, Asturias
 
TARTIERE AUTO S.A.
985474966
carretera nacional nº 634, km 528, pol. "las molledas"
JARRIO, Asturias
 
TARTIERE AUTO S.A.
985980270
ctra. general de gijón, s/n
LUGONÉS, Asturias
 
TARTIERE AUTO S.A.
985673330
pol. ind. riaño, ii, parcela i
LANGREO, Asturias
 
TARTIERE AUTO S.A.
985673330
pol. ind. riaño, ii, parcela i
LANGREO, Asturias
 
ASTUR WAGENS.A.
985523121
parque empresarial principe de asturias c/amanteros parcela l4.1 y l4.2
AVILÉS, Asturias
 
ASTUR WAGENS.A.
985168777
puente roces, s/n
GIJÓN, Asturias
 

Volkswagen Polo 1.4 85cv 5p

Proveído Por:



Conducción

Realmente no hay mucho nuevo que contar para quienes ya conozcan la generación precedente, lo que no es ninguna crítica porque se trataba de uno de los utilitarios más estables, predecibles y por lo tanto fáciles de conducir. Este Polo se comporta casi como un compacto y aunque no es tan ágil como algunos de sus rivales nunca se quedará atrás en zonas de curvas. A cambio pisa con aplomo ya sea en seco o en mojado y ofrece confianza al conductor. Las suspensiones son firmes, incluso un poco secas sobre los baches. Los frenos tienen tacto y potencia de sobra para su motor aunque pueden llegar a calentarse tras una paliza prolongada e “injusta” y la dirección tiene para mi gusto una buena puesta a punto tanto en ciudad como en carretera.

El motor tampoco supone ninguna novedad, pero al igual que sucede con el chasis recibe algunos cambios en esta nueva generación. El 1.4 litros 16 válvulas equipa ahora una nueva inyección y una gestión electrónica modificada con las que se convierte en una buena opción por consumo de combustible. Es la misma versión que montan el Seat Ibiza y el Skoda Fabia, aunque tanto ambos homologan consumos seis décimas superiores. Gasta poco en uso real sin necesidad de inyección directa y no hace ascos a la carretera, con una respuesta eficaz a medio régimen y sus 85 caballos estiran con brío, favorecidos por los livianos 1.070 kilos de peso.

El cambio de cinco velocidades está bien escalonado y tiene un manejo típico de la marca e impecable. Opcionalmente puede adquirirse con DSG de 7 velocidades con el que consume según cifras oficiales una décima menos de promedio. En carretera a ritmo rápido nuestro coche de cinco marchas arrojó un consumo de 6’7 litros / 100 kilómetros y moderando la marcha en autopista es posible bajar a poco más de cinco. En ciudad los ocho litros anunciados por el fabricante se mostraron ciertos –algo, por desgracia, poco habitual- pero si ya contase con un sistema Start-Stop, como algunos de sus rivales, esta cifra lógicamente...

Haga click aquí para leer más artículos de Car and Driver