<
 

Skoda Yeti 2.0 TDI Vs Nissan Qashqai 2.0 dCi Burgos Castilla y León

En el presente artículo te contamos las características de estos autos familiares super bonitos. Cada uno presenta características que lo hacen un auto muy especial y práctico. Continúa leyendo...

Autos P&G Sc  
947214401
Vicente Aleixandre 4
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Boutique Del Automovil Tapiceria Del Automovil  
947231463
De Los Reyes Catolicos 11
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Auto-Formula S.L.  
947483320
Alcalde Martin Cobos 
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Lenker Motor S.A.  
947484350
Ctra. Logroño Km. 0109,0
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Autocid S.A.  
947278353
Ctra. Madrid-Irun Km. 0234,4
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Buralcar S.L. La Bureba, Sector 5 - Naves S. Miguel, 5-6  
947474065
La Bureba 
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Boutique Del Automovil Avenida Reyes Catolicos, 11  
947231463
De Los Reyes Catolicos 11
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Izquierdo Martin Jaime
947277235
Santa Cruz 14
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Boutique Del Automovil Accesorios  
947231463
De Los Reyes Catolicos 11
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Jimenez Martin Alfonso De Los Angeles
947481379
Vitoria 258
Burgos, Castilla y León

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Skoda Yeti 2.0 TDI Vs Nissan Qashqai 2.0 dCi

Proveído Por:

Skoda Yeti - Nissan Qashqai 01



Hay coches que engañan en la primera impresión, y el Yeti es uno de ellos. Este ‘abominable hombre de las nieves’ nos ofrece al principio su aspecto rústico, de formas paralepípedas, y pensamos enseguida en un modelo derivado de alguna plataforma industrial al estilo de la del Renault Kangoo o del Citroën Berlingo. Nada más lejos de la realidad. Esto se manifiesta en cuanto empezamos a conducirlo en carretera. La agilidad de maniobra, con una dirección un tanto ligera para sus prestaciones reales, y su buen comportamiento cuando lo enfrentamos a las curvas, nos desengañan. El Yeti está diseñado sobre la plataforma II del grupo alemán Volkswagen, la misma utilizada en el Golf y en el Octavia, heredando su elaborada suspensión trasera y adaptada al cambio del centro de gravedad que ha propiciado esta carrocería de considerable altura –incluso mayor que la del Nissan Qashqai, que es más grande–.

Este último ha supuesto un gran acierto de la marca nipona en cuanto que reúne las cualidades de un monovolumen y de un todoterreno ligero. En esta versión de cinco plazas, más compacta que la del Qashqai+2 de siete ­–21 centímetros más largo–, aporta además la suficiente maniobrabilidad para utilizarlo en ciudad con facilidad. En carretera, presenta una conducción muy fácil y segura, con un comportamiento noble en cualquier circunstancia. Aunque no es tan riguroso como el Yeti, acusa mayores balanceos en los apoyos y no resulta tan preciso en sus trayectorias. No obstante, tanto uno como otro son perfectos para lo que están pensados, es decir, viajar en familia de forma despreocupada y con la máxima seguridad.

En este último aspecto, ambos son ejemplares y su seguridad pasiva es excepcional ya que han conseguido el máximo de estrellas de las pruebas EuroNcap y su dotación de airbags es comparable a la de las mejores berlinas –incluyendo en el caso del Yeti hasta el de rodilla en las plazas delanteras–.

Un poco de aventura

Al tener la condición de 4x4, se benefician del plus de seguridad que esto supone cuando las condiciones de rodaje se complican y ambos sistemas muestran un funcionamiento muy eficaz sobre superficies deslizantes. Incluso podemos aventurarnos fuera del asfalto, siempre que la superficie sea regular ya que por su distancia al suelo no podrán superar obstáculos mayores al de un buen escalón. El Nissan dispone de 20 centímetros entre su chasis y el suelo, mientras que el Yeti de sólo 18 centímetros, muy poco para atrevernos a abandonar las pistas o transitar por roderas profundas. En el Yeti, pulsando el botón Off-Road sus sistemas de ayuda electrónica se configuran junto con el acelerador para buscar la mayor motricidad posible. Además, el Auto Hold nos frenará al arrancar cuesta arriba y su descendedor de pendientes hará lo propio cuando abordemos bajadas pronunciadas.

En el Qashqai 4x4...

Haga click aquí para leer más artículos de Car and Driver