<
 

Pruebas Alfa MiTo 1.4 T Badajoz Extremadura

A continuación les presentaremos una prueba de uno de los autos de lujo más demandados de la industria automotriz: Pruebas Alfa MiTo 1.4 T, conozca más de este modelo alfa romeo sólo aquí...

Instituto Bachillerato Mixto Nº 1  
924275754
Juan Gonzalez Rodriguez 
Badajoz, Extremadura

Esta Información es Proveída por
Autociba S.A.  
924207184
Madrid 65
Badajoz, Extremadura

Esta Información es Proveída por
Talleres Salo S.A.Y.S. S.L.  
924690301
Ctra. B-Granada Km. 0042,3
Sta Marta, Extremadura

Esta Información es Proveída por
TALLERES CARLOS
924258062
C/ Manuel Rojas Torres, nave 6 - carretera de Madrid (junto a Renault).
Badajoz, Extremadura
 
SERRASAN MOTOR S.L.
924286948
Calle Nevero Veinte, 7 (pol. ind. El Nevero).
Badajoz, Extremadura
 
Centrowagen S.L.  
924207475
Pol Ind Centrowagen Km. 0003,0
Badajoz, Extremadura

Esta Información es Proveída por
Distribucion Y Ventas S.L.  
924245811
Nacional V Madrid-Lisboa Km. 0398,0
Badajoz, Extremadura

Esta Información es Proveída por
Talleres Salo Says, S. L.  
924690301
Ctra. B-Granada 42
Sta Marta, Extremadura

Esta Información es Proveída por
ANTONIO BRAVO S.A.
924207273
Ctra. Madrid-Lisboa, km 397.
Badajoz, Extremadura
 
LUNIA EXTREMADURA
924 20 52 20
Avd. Luis Movilla Montero, 10
BADAJOZ, Extremadura
 
Esta Información es Proveída por

Pruebas Alfa MiTo 1.4 T

Proveído Por:

Nota global 14.2/20

En el logotipo de Alfa Romeo, una temible serpiente –o biscione en italiano– comparte protagonismo con el estandarte de la ciudad de Milán, la cruz roja. No es una serpiente cualquiera, porque con sus fauces de dragón está devorando al hijo de un sarraceno... ya se sabe, amuletos de milaneses medievales.

El caso es que el cuerpo del fantástico reptil describe en el logo una curva tras otra. Primero a la derecha, luego a la izquierda, vuelve a la diestra y así sucesivamente. Sí, cuando bajamos del nuevo MiTo sólo podemos pensar en curvas, trazadas, apoyos o balanceos: ¿y si el nuevo utilitario de Alfa fuera el ojo de su propia insignia?

El motor 1.4 Turbo de 155 caballos corre mucho, especialmente a partir de las 3.000 vueltas. Rinde de forma lineal y enérgica hasta el corte de inyección y, además, suena a música celestial. ¿Podría empujar más a bajos regímenes? Sí, en ese brete queda un poco ‘pobre’, pero su agilidad para subir de vueltas hasta la zona de rendimiento óptimo le resta importancia al problema.

En esta ocasión lo hemos probado en combinación con el cambio manual de seis velocidades, de tacto rápido y preciso. La palanca es demasiado larga, pero no los desarrollos, con una segunda y tercera marchas ideales para una conducción ‘ratonera’. Eso sí, utilizamos poco la sexta, salvo en conducción por vías rápidas.

Respecto a los frenos, los discos del MiTo tienen mayor diámetro que el resto de sus versiones. Su eficacia es más que correcta, y sólo en terreno muy desfavorable y tras un uso intensivo pierde algo del típico mordiente Alfa que tan agradable nos resulta.

Conducción 17/20

El comportamiento del MiTo es uno de los mejores del segmento. Su bastidor es básicamente el mismo que el del Fiat Grande Punto, pero Alfa se ha empleado a fondo para encontrar una puesta a punto mucho más agresiva, a lo que contribuye de forma decisiva una amortiguación firme ma non troppo, así como los sistemas electrónicos Q2 y DNA.

Vayamos por partes: los amortiguadores traseros cuentan con un sistema de doble muelle, por el que uno trabaja en extensión y otro en compresión. El resultado es que las ruedas no pierden el contacto con el suelo en un firme roto, pero la carrocería no balancea en exceso. Cierto es que una rigidez mayor aumentaría la confianza en curva rápida, donde sí percibimos un ligero rebote del tren trasero, pero en general demuestra un paso por curva endiablado.

Mucho tiene que ver en ello el control electrónico Q2; se trata de una función del control de estabilidad símil de un diferencial autoblocante en el eje delantero que ‘mete’ el coche en las curvas con una efectividad casi preocupante. El otro ingenio de la electrónica se llama DNA y modifica los tactos de la dirección y del propio motor, así como los parámetros del ABS. Este dispositivo viene de serie, y no varía por ahora los tarados de la suspensión; para eso habrá que esperar al lanzamiento de la versión GTA, en 2009. Con la opción ‘Dinámica’ activada, la dirección es muy directa e informativa, mientras que el control de estabilidad permite mayor deslizamiento antes de actuar. En este sentido, la diferencia con la posición ‘Normal’ es palpable. Por último, la posición ‘All weather’ está pensada para la conducción invernal, y limita la entrega de par motor.

En definitiva, y volviendo al principio, la efectividad del MiTo nos parece extraordinaria. Probablemente, los neumáticos Bridgestone en medida 215/45 R17 también tengan algo que ver, pero ¡bienvenidos sean!

Seguridad 14/20

A la espera de los resultados de las pruebas EuroNCAP, los siete airbag que monta de serie son una buena premisa. El control de estabilidad tampoco es una opción, y los cinturones delanteros llevan doble pretensor. Alfa Romeo quiere que sea el modelo con mejores resultados en seguridad de la gama, y puede que lo consigan.

Confort 12/20

Por dentro, el MiTo sorprende. La calidad de acabados está a la altura de coches de mayor categoría, y los materiales no admiten tacha. Llama especialmente la atención el efecto carbono de los plásticos del salpicadero y el guarnecido de las puertas, con el típico bandeado claro-oscuro de la fibra y atractivas protuberancias en la zona del cuadro de instrumentación. La posición de conducción permite regulaciones amplias y tampoco falta altura. Atrás, sin embargo, sí se perciben ciertas estrecheces; en el MiTo sólo caben dos adultos.
Otro punto mejorable es la sonoridad. En viajes largos puede llegar a cansar cierto ruido aerodinámico –también en las plazas traseras–, porque incluso dificulta la conversación entre los pasajeros delanteros y traseros. La melodía del motor también se deja sentir a altas velocidades, aunque no en recorridos ciudadano. Además, la belleza del sonido nos ayuda a sobrellevar este pequeño defecto.

Por último, el maletero es profundo y útil, pese a que alberga una rueda de repuesto de emergencia. Lástima que la boca de carga esté tan alta.

Ecología 14/20

El consumo medio homologado de 6,5 litros a los 100 es un poco optimista. En un recorrido mixto y al límite de las velocidades legales, nosotros hemos rozado los 8,0 litros, que tampoco es un mal registro si tenemos en cuenta la potencia de este utilitario. Por otro lado, sus 153 gramos de dióxido de carbono por kilómetro son una buena marca, y el impuesto de circulación se lo agradece con un gravamen del 4,75%.

Valor de compra 14/20

Comprar un Alfa no suele ser un buen negocio. Sin embargo, los nuevos tiempos en el grupo Fiat han traído también más confianza en la clientela, que ya empieza a olvidar los continuos y casi carismáticos problemas mecánicos de los 33 bóxer de los 80. Este Alfa es caro, sí, pero está bien hecho y mejor equipado. A nosotros nos da buenas sensaciones y, si el mercado lo convierte en un pequeño objeto de deseo –algo como el Mini–, sus cotizaciones podrían sostenerse. A fin de cuentas, quien no apuesta no gana...

Haga click aquí para leer más artículos de Car and Driver