<
 

Koenigsegg CCX-R Trevita Córdoba Andalucía

Cuando muchos creían que ya no se podía innovar con un superdeportivo, el pequeño fabricante sueco Koenigsegg ha elevado su creatividad artesana al máximo para demostrarnos todo lo contrario...

VOLVO VYPSA
957325600
Calle Esteban de Cabrera , 6 (Pol. Ind. Las Quemadas).
Córdoba, Andalucía
 
AVIS
902180854
Pl. de las Tres Culturas,
Cordoba, Andalucía
 
AUTO TALLERES GÓMEZ S.L.
957271543
C/ Santa Rosa, 10
Cordoba, Andalucía
 
CONVESA
957325508
Calle Juan Bautista Escudero - polígono de las Quemadas, parc. 11
Córdoba, Andalucía
 
ESALFE
957283972
Polígono Industrial Chinales, 61
Cordoba, Andalucía
 
SAN RAFAEL MOTOR
957322381
Calle Esteban Cabrera, s/n (pol. ind. Las Quemadas).
Córdoba, Andalucía
 
COAUTO S.A.
957322095
Polígono industrial Las Quemadas, parc. 9.
Córdoba, Andalucía
 
ALQUILER PINVECO
957322664
Cordoba, Andalucía
 
CITROËN - COSERSA
957326363
Polígono Las Quemadas, parc. 20-1
Córdoba, Andalucía
 
AUDI VAT - SUR
957298144
Calle Ingeniero Juan de la Cierva, 12 (pol. La Torrecilla).
Córdoba, Andalucía
 

Koenigsegg CCX-R Trevita

Proveído Por:

Koenigsegg Trevita

Por Jonathan Carvajal

A estas horas ya hemos podido descubrir algunas de las mejores “prendas” con las que cada marca demostrará su saber hacer en el Salón de Frankfurt, y los suecos de Koenigsegg no son la excepción. Esta pequeña compañía sueca siempre ha sido sinónimo de cifras imposibles, de modelos radicales y exquisitos a la vez y de prestaciones que sobrepasan la cordura. Si has” clicado” en este reportaje lo más probable es que esperes alguna novedad en cuanto a prestaciones se refiere, pero no van por ahí los tiros. A la espera de que alguna marca de superdeportivos lance la primera piedra para superar la cifra de los 1.000 y pico caballos a los que nos tienen acostumbrados la marca sueca decide sobrepasar el sibaritismo con su nuevo modelo, el Trevita.

Basado en el gran CCX-R, el Trevita no ofrece novedades en cuanto a propulsor ni prestaciones, ya que equipa el mismo V8 de 4.7 cc alimentado por etanol y sobrealimentado por dos compresores mecánicos Rotex que elevan la potencia hasta los 1018 caballos. Las cifras se mantienen intactas con su predecesor, dejando el 0 a 100 en 3,1 segundos, la velocidad punta en 415 kilómetros/hora y su par en unos brutales 1.060 Nm.

Hasta ahí todo sigue igual, es en el equipamiento y sobre todo en la carrocería donde su última creación demuestra su exclusividad, elevada a límites irracionales. Si os fijáis en la fotografía principal veréis como un insípido color plata viste su carrocería, pero nada más lejos de la realidad. Os recomiendo que observéis la galería de fotos con detenimiento, pues ahí reside su verdadera baza.

Toda la carrocería está construida en fibra de carbono, y gracias a un proceso denominado” Diamond Wave” y desarrollado íntegramente por la marca en Ängelholm, se han inyectado minúsculas partículas de diamante para conseguir ese espectacular efecto. Según la marca cuando el sol incide en esta preciosidad el resultado es espectacular, único.

En cuanto a su equipamiento incorpora discos carbocerámicos de la propia marca, nuevo alerón trasero doble, levas en el volante, sistema de escape de mayor rendimiento, kit de elevación hidráulico, sistema de presión de neumáticos, nuevo sistema multimedia y nueva instrumentación, además del equipamiento de seguridad obligatorio.

Tal vez su nombre pueda sonar algo “cursi”, pero todo tiene su explicación. Trevita es una abreviación sueca de “Three Whites”, y ahí reside todo su significado, ya que este ejercicio de exquisitez está limitado a una producción de tan solo tres unidades que rondarán (según fuentes autorizadas) el millón y medio de euros.

Seguramente, alguna de ellas viaje con destino a los Emiratos Árabes, conocida su pasión por no pasar inadvertidos, por los modelos exclusivos y por su potencial económico. Sea como sea, hay que reconocer que el resultado es muy llamativo y hasta ahora nunca visto, por lo que una vez más Koenigsegg ha demostrado la grandeza de su “pequeña” factoría de sueños.

Haga click aquí para leer más artículos de Car and Driver