<
 

Bmw Serie 3 Badalona Cataluña

En sus tres versiones el Serie 3 resulta atractivo, el Coupe es más estilizado de líneas, pero con menos espacio atrás y sirve de base para el M3. Si desea seguir leyendo pulse aquí...

BMW Dealership
93.464.38.08
Occitania 20-24
Badalona, Andalucía
 
BMW Dealership
93.212.17.66/11.50
Sangervasio De Cassolas, 104
Barcelona, Andalucía
 
BMW Dealership
93.720.75.80
Bruc 2-8
Sabadell, Andalucía
 
BMW Dealership
93.861.71.91/92
C/. Catalunya, 37
Les Franqueses Del Valles, Andalucía
 
Auto Bétulo
934643808
C/. Cerámica, 13-23
BADALONA, Cataluña
 
BMW Dealership
93.600.12.26
Numancia 22
Barcelona, Andalucía
 
BMW Dealership
93.204.55.52
C/. Buigas, 21-23
Barcelona, Andalucía
 
BMW Dealership
93.799.69.59
Ronda Barceló, 72
Mataró, Andalucía
 
BMW Dealership
93.731.19.88
Ctra. De Montcada, 192
Tarrasa, Andalucía
 
Keldenich
933319800
Ctra. El Prat, 8-14
BARCELONA, Cataluña
 

Bmw Serie 3

Proveído Por:

    DELICIOSO. El conductor sentirá placer con sólo tocar el volante y situarse ante el pedalier. El equilibrio entre razón y emoción es casi imposible de alcanzar pero, desde luego, el BMW Serie 3 está muy cerca de lograrlo. La casa bávara dio con su lanzamiento otro paso adelante en dinamismo y calidad para mantenerse en la cúspide de las berlinas medias premium.
En el interior, se echa de menos más espacio, especialmente para los pasajeros traseros, que no podrán ser más de dos sin sufrir estrecheces; la elaborada suspensión trasera resta también espacio al maletero, pero pese a ello cumple con las necesidades de una familia pequeña.

Placentero
Conducir un Serie 3 transmite placer; por su volante de estudiados diámetro y grosor, por el increíble aplomo y por la mejor agilidad que transmite su ligero sobreviraje en todo tipo de curva. Lo mejor es que todo se nota desde las versiones de acceso, aunque obviamente los superpotentes 335i y M3 merecen un capítulo aparte. El primero de ellos se beneficia de un doble turbo gestionado a las mil maravillas para entregar sus 306 caballos desde la parte baja del cuentarrevoluciones; la sensación de vuelo rasante en aceleración es inevitable.
Por su parte, el M3 es aún más radical, aunque su naturaleza de atmosférico obligue a llevarlo más alto de vueltas para sentir el brutal empujón en nuestra espalda. El tarado del control de estabilidad es muy permisivo, incluso demasiado para manos no expertas, y en su cuarta generación es ante todo un objeto digno de respeto y admiración para todo aficionado al mundo del automóvil.
No obstante, nos quedamos con el 320d, que logra un compromiso ideal entre prestaciones y consumos, también con la caja de cambios automática.   FICHA TÉCNICA (precios, versiones…)

Haga click aquí para leer más artículos de www.caranddriverrevista.com/